Bridget Jones

Soy Bridget Jones

El año pasado, una chilena que conocí en Sydney, Australia (y que se convirtió en una de mis mejores amigas forever and ever) me dijo: “No te ofendas por lo que te voy a decir…pero siento que de grande…vas a ser como Bridget Jones. Siempre escribiendo diarios y toda despistada”.

Bridget Jones
Sí, igual ya me siento una idiota la mayor parte del tiempo

Nos reímos mucho porque 1. es gracioso y 2. yo había pensado lo mismo cuando vi las películas.

Soy ALTA Bridget Jones. 

No solo porque escribo, intento y prometo adelgazar y siempre engordo, soy despistada y todo me sale mal, sino porque siempre…SIEMPRE hago listas de cosas que mejorar y me levanto toda motivada diciendo: SÍ, A PARTIR DE HOY MI VIDA CAMBIARÁ y después siempre termino igual: gorda y despistada.

Bridget Jones
Y ebria

Soy Bridget Jones caminando por Londres toda llena de motivación y confianza consigo misma. Y soy Bridget Jones llorando en la casa sola, mientras se ahoga en vino y chocolate (en mi caso birra y queso).

Pero ahora que finalmente me puse a intentar escribir el libro, algo cambió, ¿por qué?

Porque esto funciona exactamente igual que cada vez que tenemos que hacer algo o que queremos hacer algo pero no nos animamos (como en este caso).

¿Tenés que estudiar? ¿Tenés que terminar una presentación para la facultad? ¿Tenés que *inserte tarea obligatoria*?

Eso que tenés que hacer se vuelve (inconscientemente) el disparador para hacer absolutamente todo el resto de cosas que no hiciste antes. Y por eso, y porque no puedo con mi genio de Bridget Jones total, he aquí una lista sobre:

Cosas que pasaron desde que asumí conmigo misma el compromiso de

sentarme a escribir el libro:

Empecé la dieta (así se justifica que pase horas en Pinterest mirando fotos de comida saludable y leyendo la receta de la mejor ensalada de la historia que jamás cocinaré)

Bridget Jones
Y sí, siempre voy a ser un poco gorda

Empecé a hacer ejercicios (y estoy horas en youtube yendo video tras video buscando los mejores work outs que tonificarán mis músculos (enterrados en grasa, pero sé que están…SÉ QUE ESTÁN AHÍ…LO SÉ))

Volví a tener mañanas productivas (en las que me paso 2 horas entre saludar al sol con mis altos movimientos de yoga, estirar el resto de los músculos, hacer los ejercicios, planificar mis tareas del día (que incluyen buscar otros ejercicios porque los que busqué ayer ya no me interesan. “No me interesan”: No tengo la capacidad física suficiente para hacerlos))

Me puse al día con todos mis amigos 

Volví a retomar la lectura (de miles de libros sobre Cómo escribir un libro)

Empecé a nutrirme con charlas TED

Es decir…escribir un libro me mejoró todos los aspectos de mi vida…excepto que…NO PUEDO FUCKING ESCRIBIR para el libro.

Muy por el contrario, estoy acá, descargándome y siendo re saludable y zen y mindfulness y mis chacras se alinearon y la ley de atracción todavía no me funciona pero con suerte el vision board (que me llevó la mitad de la mañana) va a hacer que todo mi universo se acomode y el libro se escriba solo por arte de magia.

Ah, ¿qué? ¿No funciona así?

Compartime que me gustaShare on Facebook62Pin on Pinterest1Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Comments

comments

About angiederrico

¡Hola, soy Angie! Escribo, viajo, saco fotos, como, hablo huevadas y estoy escribiendo mi primer libro (por lo que la comida aumentó, la histeria se hizo peor y las huevadas no tienen fin). Tengo un blog de viajes: http://titinroundtheworld.com

2 thoughts on “Soy Bridget Jones

Comments are closed.